Saltear al contenido principal

ENDODONCIA.

La endodoncia o tratamiento de conductos consiste en desinfectar química y mecánicamente el conducto o conductos de la pieza afectada y su posterior sellado tridimensional. Denominado comúnmente “matar el nervio”, puede hacerse tanto en piezas vitales (con nervio), como en piezas necróticas (sin nervio).

Las indicaciones mas comunes de endodoncia son caries que inflaman el nervio de manera irreversible, traumatismos, necrosis…

La finalidad de este tratamiento es poder mantener la pieza afectada en la boca y no tener que extraerla.

Toda pieza endodonciada es susceptible de fractura puesto que al quitarle el tejido vital siempre queda debilitada. Es por ello , que se recomienda su posterior protección mediante corona o incrustación.

APICETOMÍA

En casos de fracaso endodontico por cualquier motivo (infección, perforación, fractura de instrumento..) podemos intentar salvar la pieza dental buscando un sellado por via apical, de forma quirúrgica, a través del hueso. En este procedimiento eliminamos también el foco o infección que se haya podido producir.

Volver arriba